Cine Error

Facilitado por C​iénaga Comunicaciones (Chile)

Ludoteca Pukllay | 17 – 21 febrero 2020

Taller que aborda las prácticas del cine documental desde una perspectiva creativa, en que el error se vuelve la principal fuente de acercamiento a la realidad social. Entendemos el error como la posibilidad de los cuerpos a enfrentarse a la incertidumbre de los espacios sociales e individuales.Mediante la poética del error y la deriva abordaremos la ciudad y sus espacios desde la imagen y el sonido como recursos principales de exploración sensible.

 


OBRAS AUDIOVISUALES LOGRADAS DURANTE EL TALLER

Caracoles

Incosciente colectivo del Taller, tomado como fuente de búsqueda y guión, al pasear por las calles de Huamanga, a través de un recorrido desde la Ludoteca Pukllay hacia La Alameda, jugando a recolectar imágenes y sonidos, para luego componer con ellas en un espacio grupal de libre exploración y creación.

Realizado por:
– Mila Salda,
– Harold Nuñez Solis,
– Marinia Huamaní Mujica,
– Narella Q. Arango, y
– Joel Ramsés Velarde Cucho.

Surco Tejido

Los vínculos entre el tejido ayacuchano y el recorrido de un chorro de agua que teje un surco por la mitad de la calle.

Realizado por:
– Sofía Ochoa Guzmán,
– Paola Medina Toledo, y
– Enrique Trelles Barzola.

Banco de Limosnas

Reflexión y denuncia de los usuarios del Banco de la Nación y la Iglesia Católica en Huamanga, ante su ineficacia en el manejo de pagos y limosnas ¿tenemos que satisfacernos con lo mínimo?

Realizado por:
– Jaiflor Aragón
Andrés Cisneros
Luigi Briceño.

Solo me senté a Cantar

Sentir la ciudad de Ayacucho desde el sonido y la imagen como poesía.

Esta narrativa se articula como el contrapunto de un plano secuencia en primera persona y múltiples planos fijos con encuadre contrapicado. La cámara subjetiva realiza un recorrido en medio de una calle concurrida y cielos abiertos, fijando progresivamente una mirada, que parece perdida en la privilegiada perspectiva, hacia la intervención de los cables del tendido eléctrico sobre el horizonte. Siguiendo la lógica del cadáver exquisito, los planos fijos cortan e intervienen periódicamente ese flujo, contraponiendo siluetas abstractas de figuras arquitectónicas y cableado, en contraposición a amplias zonas de cielo nublado. El montaje se desarrolla en forma continua desde el paisaje sonoro, que progresivamente va abriendo espacios de escucha a ruidos y sonidos cotidianos, música de las tiendas y pregones, construyendo una poesía sonora que nos disocia e invita a suspender la rutina diaria y simplemente mirar al cielo y escuchar.

Realizado por:
– Cecilia Rejtman,
– Christian Villegas, y
– Christian Oyarzún Roa.

Ayacucho en el Tiempo

Estruendos y armonías en una ciudad creciente y cambiante.

Realizado por:
– Irma Cabrera Abanto,
– Adrián Avendaño, y
– Ricardo Berrocal Aréstegui